Beatrizmorenogproduccionumh06’s Blog


“La sociedad española nos ha aceptado bien”

Marcos Bailón//B.M.G.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Marcos Bailón Pita, inmigrante ecuatoriano

Son muchas las historias las que comienzan de la misma manera: deseos de prosperar o de ofrecer las oportunidades para sus hijos que ellos no tuvieron. Sin embargo, si indagamos en cada una de éstas, veremos como cada inmigrante tiene una historia diferente. Por ejemplo la historia de Marcos Bailón Pita, 47 años, que dejó su Puerto Viejo en la provincia de Manabí, Ecuador, para venir a España. Este sastre vocacional aprendió el oficio de su padre con once años y todavía lo sigue ejerciendo, aunque sólo sea como una ayuda para liberarse de lo que él denomina su “cadena perpetua”, la hipoteca de su modesto piso y cumplir con su papel de “sustentador de la familia” por ser el hijo mayor.

Pregunta: Lleva siete años viviendo en España, ¿se siente integrado?
R:
Sí. Yo he hecho por integrarme. Aquí sé que tengo unos derechos y unas obligaciones, es como quién va a una casa ajena debe respetar las normas.

P: Pese a que reconoce sentirse integrado y bien en España, ¿se ha sentido alguna vez discriminado por su condición de inmigrante ecuatoriano?
R:
Alguna vez la policía sí que me ha parado simplemente porque al ser inmigrante es como si estuviera bajo sospecha de todo. Pero, la sociedad española, en general, nos ha aceptado bien aunque también depende de la edad, por ejemplo algunos jóvenes si vas por la calle te insultan.

 

P: Se puede afirmar pues que la sociedad española ha sido comprensiva con las circunstancias personales y profesionales de los inmigrantes…
R:
 A veces me pongo en el lado de la ciudadanía española porque habemos de todo. Hay gente que ha venido a dañar la paz de aquí. Cuando llegué en 2002 no se escuchaban los problemas que hay ahora. Estoy en contra de las personas que han venido a causar problemas. En mi caso, siempre he intentado hacer lo mejor por mi y para ayudar a mis compatriotas.

 

P: ¿Considera que los medios de comunicación con expresiones como “inmigración masiva” influyen en una visión negativa en la sociedad respecto a vuestro colectivo?
R:
Sí porque los medios pueden tanto perjudicar como ayudarte, a veces exageran mucho. Cuando dicen ilegales o sin papeles, te duele porque yo desde que nací tengo papeles. Sinceramente, no me afecta tanto aunque no deberían juzgarnos a todos por igual.

 

P: ¿Qué cambiaría de España?
R:
En los fines de semana echo de menos los grupos salseros, los bailes, las playas…Aquí no se puede poner la música alta, ni celebrar fiestas porque los vecinos se quejan, en Ecuador esto no es así.

 

P: Aparte del idioma, ¿qué otras similitudes encuentra entre ambos países?
R:
La cultura es bastante parecida. Hay palabras que los españoles utilizan de otra forma pero yo he aprendido las palabras de aquí y a mis amigos les  he enseñado las de allí. Me gusta la vida de aquí.

 

P: Usted tiene un negocio propio, ¿está notando los efectos de las dificultades económicas del presente?
R:
Sí hasta en un descenso del 30% de trabajo de limpiador. Muchos inmigrantes están volviendo a sus países. Algunos llevan muchos meses en paro o ya no pueden seguir cobrando como parados. No hay otro remedio  que privarse de muchas cosas, aunque ahorrar en estos tiempos es muy difícil de modo que todo lo que gano aquí,  lo invierto aquí.

 

P: Hasta hace poco tiempo era presidente de una asociación de emigrantes ecuatorianos, durante este tiempo ¿qué acciones de las que ha llevado a cabo se siente más orgulloso?
R:
Durante tres años he ejercido como presidente de la asociación pero lo tuve que dejar porque necesitaba mucho tiempo y al ver que mis compatriotas no se lo tomaban tan en serio como yo me desanimé. Lo que más recuerdo fue la organización de los festejos de fin de año siguiendo nuestras costumbres y fue todo un éxito porque acudieron de otras localidades vecinas. Era algo que nunca se había hecho. Además, se programaban actividades deportivas para agrupar a los inmigrantes.
P: ¿La crisis está aumentando el racismo entre la sociedad autóctona?
R:
Sí pero sobre todo en el caso de las personas que han perdidos sus trabajos, ellos también deberían saber que hay otra cara, la de los inmigrantes que trabajan en oficios que los españoles rechazaban como cuidar ancianos o la agricultura. De todas formas, en los últimos meses muchos compatriotas están regresando a sus países.

P: Estar lejos de su país debe ser muy duro, ¿con qué frecuencia viaja a su país?
R:
Cada año. Siempre escojo el 24 de julio para irme. Otros años en abril ya he tenido comprado el billete de avión pero conforme está la situación… dudo que pueda viajar. Ya es una costumbre para mis padres la visita que les hago cada año en julio.

P: Cuando cada julio llega de nuevo a su país, ¿cuáles son sus sentimientos?
R:
Una tremenda alegría por ver a mis padres y a la hija que tengo allá. Pienso en si pudiera quedarme y no tener que volver, pero seguidamente pienso en que ya no podría ayudarles así que en los últimos días la alegría se torna tristeza. Pero también echo de menos la vida de acá.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: